Rinitis

0
510

dr-juan-de-dios-de-la-cruzMedicina Al Dia

Dr. De la Cruz

Rinitis

Síntomas

La rinitis estacional aparece con la llegada del polen. Los afectados pueden notar en la nariz, el paladar, la parte posterior de la garganta y los ojos un picor que empieza de forma gradual o bruscamente. Por lo general, los pacientes presentan ojos llorosos, estornudos y la caída de agüilla clara por la nariz.

Algunas personas pueden tener dolor de cabeza, tos, y jadeos. Además pueden estar irritables y deprimidas; pierden el apetito y tienen dificultades para conciliar el sueño.

Si la rinitis viene acompañada con conjuntivitis los pacientes pueden tener también picor ocular, lagrimeo y ojos hinchados y enrojecidos.

Prevención

La principal acción para prevenir la rinitis es evitar el polen. Las recomendaciones que dan desde el Servicio Madrileño de Salud son:

Evitar las horas del día donde las cantidades de polen son más altas, especialmente las horas de la mañana.

Descartar las salidas al campo y pasar cerca de parques y zonas verdes.

Cuando los árboles, las flores y el moho están floreciendo los especialistas recomiendan no realizar actividades al aire libre.

Mantener las ventanas cerradas de casa para evitar que entre el polen. La primera hora de la mañana es la mejor para ventilar.

Viajar en coche con las ventanillas cerradas y evitar utilizar la bicicleta y la moto.

Usar gafas de sol.

No realizar o intentar no practicar actividades al aire libre los días calurosos de verano.

Limpiar los filtros de los aparatos de aire acondicionado de manera regular.

Evitar objetos que pueden almacenar polvo: cortinas y alfombras, sobre todo en los dormitorios.

Si el paciente tiene una mascota que suelte pelo debe aspirar la casa con frecuencia y evitar que el animal esté cerca de cortinas, alfombras y los dormitorios.

Tipos

Existen dos tipos de rinitis:

Rinitis alérgica estacional

También conocida como fiebre del heno. Este tipo se manifiesta durante periodos específicos del año cuando los alérgenos, principalmente el polen, están en el ambiente. Los meses en los que el riesgo es mayor son mayo y junio.

Rinitis perenne

Está provocada por los ácaros del polvo, las esporas del moho, la caspa de los animales y productos de uso laboral, entre otros. Éstos están en el ambiente durante todo el año, por lo que no hay mucha variación en su concentración.

Según la duración de la patología, la rinitis también se puede clasificar en rinitis alérgica intermitente o persistente. En el caso de la primera, los síntomas aparecen durante cuatro o menos días a la semana o durante cuatro o menos semanas de forma consecutiva. En cambio, en la persistente los síntomas permanecen durante más de cuatro días o más de cuatro semanas consecutivas.

Diagnóstico

“El diagnóstico de la rinitis alérgica se basa en la concordancia entre una historia habitual de síntomas alérgicos y las pruebas diagnósticas”, especifican los alergólogos Antonio Valero y Jaime Sánchez. “El hallazgo de pruebas positivas sin una clínica asociada no tiene ninguna utilidad, ya que muchas personas sin síntomas pueden presentar algún resultado positivo”.

Para conseguir el diagnóstico los especialistas pueden realizar diferentes pruebas de laboratorio, como test cutáneos de alergias, donde se aplica el alérgeno sospechoso en la nariz o en el ojo. De esta forma el médico puede reproducir los síntomas. Esta prueba se suele realizar en los casos en los que hay varias causas implicadas y para determinar si es una rinitis de origen laboral.

Otras pruebas que se pueden realizar son la radioalergoadsorción (RAST), determinación de la IgE sérica total o el recuento de eosinófilos de la sangre.