Un joven dominicano va rumbo a la Birmingham Royal Ballet de Londres

0
287

Agencias

Reino Unido, Londres.- El joven Darel José Pérez ha ocupado los titulares de los principales diarios del país en los últimos días, por ser el primer bailarín dominicano que ingresa a una de las más prestigiosas compañías de danza de Reino Unido.

Su contrato de un año con esta compañía inicia en octubre de este año y es el fruto de 11 años de preparación con
grandes maestros de la danza en escuelas nacionales e internacionales como la Escuela Nacional de Danza en
República Dominicana, Artística Motion Dance en Carolina del Norte, Estados Unidos y Acosta Danza en Cuba,
compañía del gran bailarín Carlos Acosta que ejecuta el proyecto GAD (Grupo Artístico Docente de Acosta Danza)
para jóvenes talentos internacionales, quien lo evaluó, siguió su progreso y finalmente lo consideró para formar parte del Ballet Real de Brirmingham, nombre en español de la compañía.

Darel José hoy, a sus 20 años cuenta que desde los 8 estaba claro de dos cosas, sentía que el ballet era un gran don que Dios le había dado y que quería seguir el Evangelio de Jesucristo, por lo que a esa edad entró a las aguas bautismales en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y un año después inició su carrera artística en el Proyecto de Varones de la Escuela Nacional de Danza del país.

“Dios lleva todos mis proyectos, todo lo presento primero ante Él, si Él entiende que conviene me guiará, porque
somos guerreros hijos de Dios y Él me dijo: sigue tus sueños. Por eso estoy muy agradecido con papá Dios. Llegar a
esta compañía es una oportunidad que no todo el mundo logra, es difícil siendo latino. Agradecido con Dios, con
mucho sacrificio y disciplina se rompen barreras”, dijo el joven visiblemente emocionado.

El joven, que nació en Villas Agrícolas de Santo Domingo y vivió humildemente en sectores capitalinos como Sabana Perdida y Villa Mella, sobrevivió al temor que en principio sintió su madre Guarina del Pilar Pérez, por los prejuicios y tabúes en el país sobre los bailarines, luego junto a la familia fue saltando los obstáculos que sus condiciones económicas le ponían para ir tras sus sueños.

Darel José manifestó su agradecimiento a los maestros que ha tenido, que además de enseñarle estuvieron con él en
los momentos difíciles de su carrera y le han gestionado sus becas internacionales, a Ninoska Velásquez, Marinella
Sallent y Armando González, además al bailarín cubano Carlos Acosta.

Influencia del Evangelio

La madre de Darel José describió a su hijo como cariñoso, alegre (siempre le gustó bailar y compartir), obediente,
seguro de sí mismo y persistente con las cosas que quiere lograr y calificó como una bendición que su hijo se haya
bautizado en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, porque son estos principios que lo han
guidado por buen camino.

Doña Isaura Sánchez, madre de Guarina y abuela de Darel José, es miembro de la Iglesia junto a sus hijas a quienes
formó bajo el Evangelio de Jesucristo y también fue un pilar importante en la vida del joven, pues hubo un momento en que ella estuvo a cargo de él y veló porque continuara su escolarización, sus estudios de danza y el Evangelio. En ese sentido el joven dijo estar muy orgulloso de su madre porque creyó en él y le ha apoyado siempre, al tiempo que agradeció a su abuela todo lo que ha hecho por él.

Darel José, quien tiene 2 hermanas (de 24 y 18 años), exhortó a todos los jóvenes a escudriñar la palabra de Dios y
estar en constante comunicación con nuestro Padre Celestial: “Vayan tras sus sueños, que no hay nada imposible, que Él es Todopoderoso y puede romper barreras; la vida es como andar en bicicleta, debes enfocarte y seguir pedaleando para no caerte y poder avanzar”, enfatizó.