Servir al país

0
634

Alberto TaverasAlberto Taveras

No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país.” Cuando John F. Kennedy pronunció está memorable frase en su discurso de juramentación como presidente número 35 de los Estados Unidos, sin lugar a dudas marcaba lo que era el espíritu de su próximo gobierno, servir a su país y no a servirse de él.
Esa debe de ser la vocación de todo servidor público y la esencia misma de la política, definida por nuestro Padre fundador Juan Pablo Duarte, como una ciencia pura y noble.

Al paso de los años desafortunadamente las malas prácticas bajo el manto del laissez-faire; dejar hacer, dejar pasar, de la corrupción y la impunidad han ido creando un paradigma equivocado que es preciso erradicar ya no con bálsamos sino con bisturí de la conciencia ciudadana como un legado necesario a las nuevas generaciones.

El presidente electo Luis Abinader, encarna esa aspiración de todo un pueblo y su discurso de un verdadero cambio le han dado la oportunidad histórica de ser el presidente de las grandes transformaciones institucionales y morales de la República Dominicana que aspiramos todos.

El presidente electo Luis Abinader, encarna esa aspiración de todo un pueblo y su discurso de un verdadero cambio le han dado la oportunidad histórica de ser el presidente de las grandes transformaciones institucionales y morales de la República Dominicana que aspiramos todos.

Con sus sabias y prudentes designaciones, de valiosos recursos humanos con capacidades probadas en sus respectivas especialidades el presidente Abinader envía una señal de esperanza y optimismo de que el país estará en las manos seguras y confiables de un verdadero estadista de los nuevos tiempos.

Una conciencia tranquila y la satisfacción de haber transformado moral y materialmente nuestra sociedad deben de ser el mayor legado del próximo gobierno que predicó con el ejemplo de ir servir al país.