Jimmy Sierra selló arte de RD

0
333

Petra Saviñón

Santo Domingo, RD.- La muerte del artista y promotor cultural Jimmy Sierra, a consecuencia de un infarto, despoja al arte combatiente de una de sus figuras más destacadas.

Julio Samuel Sierra falleció alrededor de las cuatro de la tarde, poco después de ser trasladado al Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

Su esposa Luz Albania Gómez Ramírez y su hijo Samuel Sierra Gómez informaron el deceso y avisaron que sus restos serán velados de 8: 00 de la mañana a 3: 00 de la tarde en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln y luego cremados en el Jardín Memorial.

Desde que fuese publicada la nefasta noticia, coparon las redes sociales las muestras de solidaridad hacia la familia y los comentarios que destacan la trayectoria artística y la calidad humana del abogado, periodista, historiador, escritor, dramaturgo, cineasta y productor de radio y de televisión.

Uno de sus textos, es del expresidente Leonel Fernández, a quien una antigua amistad lo unía a Sierra. Pidió en twitter al Todopoderoso por su eterno descanso, y consuelo para sus parientes, “mis queridos amigos. Paz a su alma”.

Esa misma vía usó la escritora Marivell Contreras para manifestar su pesar y desear descanso a los restos del “profesor”.

El exsenador de Espaillat, José Rafael vargas, refirió el legado que deja el hombre bautizado como el Teórico. “Cuánta historia: Movimiento Cultural Universitario (MCU), Popular Dominicano, historiador, cineasta, dramaturgo, militante de la vida, vivió intensamente y se marcha inesperadamente. Descansa en paz”.

La semblanza de Jimmy Sierra aporta que nació en Najayo, San Cristóbal, el 16 de diciembre de 1944 y que a los 14 años organiza un movimiento estudiantil contra la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo.

En 1960, cuando ingresa al Liceo Eugenio María de Hostos funda el periódico “El crítico del primero E” y en 1962 el Club estudiantil de Jóvenes Amantes de la Cultura (Cejac).
Durante la revolución de 1965 creó una escuela para alfabetizar a combatientes y en 1966 dirigió el MCU de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. En esa academia fue catedrático y estaba ya pensionado.