Es probable que Newark impugne la decisión de la Corte Suprema de Nueva Jersey que limita la Junta de Supervisión Civil

0
322

Agencias

Newark, NJ.- La asediada Junta de Revisión de Quejas Civiles de la ciudad recibió un golpe por parte del tribunal más alto de Nueva Jersey, que dictaminó que la entidad no tendrá la autoridad que originalmente se le impuso en una ordenanza de 2016.

En una decisión 6-1, el tribunal concluyó que, si bien la Junta de Revisión puede investigar las denuncias de mala conducta de los ciudadanos, no puede emitir citaciones ni realizar investigaciones al mismo tiempo que el departamento de Asuntos Internos de la Policía de Newark.

El alcalde Ras Baraka y el abogado corporativo Kenyatta Stewart dijeron durante una conferencia de prensa que la ciudad llevará el asunto a un tribunal federal.

La CCRB de 11 miembros se estableció junto con un conjunto integral de reformas policiales luego de que un informe dekl 2014 del Departamento de Justicia de los Estados Unidos muestra un patrón de prácticas inconstitucionales por parte del NPD. Según el informe, la policía apuntó de manera desproporcionada a los residentes negros y se determinó que más del 20% de los casos de uso de la fuerza eran excesivos.
Elogiado por la comunidad pero criticado por los sindicatos de la policía y el fiscal general Grubir Grewal por la ordenanza, Newark pronto se encontró en una batalla legal con la Orden Fraternal de la Logia de la Policía No. 12, que argumentó que la ordenanza se entrometería en los propios asuntos internos del NPD, incluso inyecta política en las operaciones diarias del departamento.

En espera de la decisión de la Corte Suprema del estado en junio, Baraka dijo en un mitin que Newark ha luchado por una verdadera responsabilidad durante décadas.
«¿Qué quiero? Quiero una CCRB, quiero que la Corte Suprema permita que Newark lo haga de la manera que queremos hacerlo: con poder de citación y poder de investigación. He estado luchando por ello desde que era un adolescente ”, dijo.

El fallo es especialmente descorazonador para Baraka, quien creó específicamente la ordenanza original para otorgar a la CCRB un sólido conjunto de poderes.

Si bien conservará algunos de esos poderes, escribió la jueza Jaynee LaVecchia en nombre de la Corte, la concesión del poder de citación por parte del consejo municipal «no se puede cuadrar con las leyes existentes».

El presidente del Tribunal Supremo Staurt Rabner emitió la única opinión disidente, escribiendo que él cree que las autoridades del City Hall de Newark eligieron un rumbo válido al aprobar la ordenanza que establece y otorga ciertos poderes a la CCRB.

“La Legislatura tendría que actuar para que la Ciudad tenga la capacidad de conferir poder de citación a su CCRB”, escribió LaVecchia. “No obstante, el Consejo conserva su propio poder para emitir citaciones y puede estar motivado para ejercer ese poder como resultado de un informe de supervisión de la CCRB sobre el desempeño de la función de AI en Newark, visto en su totalidad, como lo exige la Ordenanza . »

Como tal, Baraka dijo que hay vías a través de las cuales la CCRB puede citar información a través del consejo municipal, aunque la ciudad encuentra el proceso engorroso.

“Creo que paraliza a la CCRB porque no pueden citar a los agentes de policía. Todavía tienen la capacidad de obtener documentos basados ​​en las nuevas reglas del Fiscal General, o MOU, que les permite obtener documentos «, dijo Baraka. «Lo que no pueden hacer es traer a un oficial de policía ante ellos».

Anteriormente, Grewal determinó que los civiles no podían ver ningún documento, pero desde entonces acordó que se les debería permitir revisar algunos documentos, como documentos de asuntos internos, informes de incidentes, información de antecedentes sobre oficiales y archivos de investigación como parte de las investigaciones.

 

Se está redactando un memorando de entendimiento entre el CCRB y el NPD en el que se describen los documentos que se permitirán, pero para Baraka sería mejor que Grewal se pronunciara sobre el asunto.

«La Oficina del Fiscal General y la Ciudad de Newark han estado explorando mecanismos que permitirían a ciudades como Newark un papel más importante en la supervisión de su departamento de policía», dijo un portavoz de la Oficina del Fiscal General. «Ese esfuerzo continuará, y nada en la decisión de la Corte Suprema altera el compromiso del Fiscal General de generar confianza con el público o promover la transparencia, la responsabilidad y el profesionalismo en la aplicación de la ley».

A pesar del revés de la Corte Suprema, Baraka dijo que la CCRB está lista para comenzar a realizar investigaciones y ha contratado a investigadores y abogados para prepararlas.

«He estado hablando con los alcaldes de este estado sobre cómo implementar sus propias Juntas de Revisión de Quejas Civiles. Entonces, creo que en este clima está creciendo la voluntad de que alguien actúe», dijo. «Nueva Jersey es un poco más conservador de lo que la mayoría de la gente imagina».