Paisajes/Rodys Montes de Oca

0
846

Salto El Limón

Estos días de intenso calor, pero a la vez, donde estamos atemorizados por el temor de la propagación de este virus, pensamos que nada mejor que lugares abiertos, naturales, donde el agua corre con libertad, y que mejor que refrescarse con estos charcos, de aguas cristalinas, limpias, frescas. En la comunidad El Limón, en Samaná, residen más de 500 familias con alrededor de 8,000 personas. Su actividad económica está vinculada de forma directa e indirecta al turismo ecológico que se mueve entorno al Monumento Natural Salto El Limón. Colmados, talleres artesanales, restaurantes, fruterías, ranchos dedicados a la venta de alimentos y a organizar excursiones y hasta las bancas de lotería experimentan una baja en sus ingresos por las pocas visitas que ha tenido la cascada en los últimos meses, fruto de la desaparición de su caudal, producto de la deforestación en las montañas de su entorno y agravada por la sequía que afecta a República Dominicana. El Salto el Limón tiene más de 35 años siendo aprovechado como destino turístico, con una visitación anual de más de 70,000 personas. Comprende un área de 18 kilómetros cuadrados alimentado por los ríos Arroyo Chico y por los ojos de agua del Limón. El rancho La Manzana tiene 17 años brindando el servicio de visitas guiadas al monumento natural. Es el segundo parador de mayor volumen en visitas, de los 13 que existen en la zona. Está integrado al Clúster Turístico de Samaná y recibe un promedio de 17,000 turistas al año, el 85% extranjeros. Dice que la mayor parte de los turistas que visitan el salto provienen de Bávaro, Punta Cana. En temporada alta, entre noviembre y abril, el rancho recibe más de 100 personas por día.  La Cascada Limón la componen tres salidas por las que desemboca el agua que se desliza por una sólida pared verdosa, producto de los cientos de helechos y la presencia de un alto nivel de humedad de la zona. Culmina en una piscina natural formada por su agua fresca y cristalina, donde se puede disfrutar de un baño totalmente relajante. Ya retornando al punto de partida e inmediatamente después de haber disfrutado de un refrescante baño, usted podrá saborear un delicioso buffet típico de Samana en el Rancho Raulin. Además de poder adquirir a buen precio cacao natural y café totalmente fresco en granos o molido. Acompañados por un guía experto autorizado por la Secretaría de Turismo Dominicano. En el Salto del Limón, no se debe usar ningún tipo de vehículo de motor (carro, motocicleta, etc.) ni bicicletas, sino tracción animal o desplazarse a pie. Esto con la finalidad de evitar impacto ambiental negativo, manteniendo el lugar con todos sus atributos naturales.