Sin inmigrantes, la fuerza laboral de EE.UU. caería dramáticamente los próximos 20 años

0
347

Octavio Blanco

(CNNMoney) — Con la generación de baby boomers a punto jubilarse en masa, Estados Unidos necesitará un flujo constante de inmigrantes para que su fuerza laboral siga creciendo en las próximas décadas, según un reporte del Pew Research Center.

Haciendo una poyección, según el Pew Research Center, dice que sin inmigrantes, la población laboral —que está entre los 25 y 64 años— podría caer de 173,2 millones en 2015 a 165,6 millones en 2035. Pero si las cifras tanto de inmigrantes legales como indocumentados permanece quieto, el Pew proyecta que el número de trabajadores en edad de trabajar podría aumentar a 183,2 millones en 2035.

La nueva llegada de inmigrantes generaría esa ganancia, dicen los investigadores.

Esto porque la porción más grande población trabajadora —personas nacidas en Estados Unidos de padres que también nacieron aquí— se está reduciendo. Según el Pew, se espera que este segmento de la fuerza de trabajo caiga de 128,3 millones de personas en 2015 a 120,1 millones en 2035. Los trabajadores nacidos en Estados Unidos pasarán de representar el 74% de la fuerza laboral a sólo el 66%.

Eso es, predominantemente, debido al hecho de que los baby boomers están saliendo de la fuerza laboral; los más jóvenes de ellos tendrán 65 años en 2030. El Pew también cita la baja tasa de natalidad como un factor.

También se proyecta que el número de inmigrantes en edad de trabajar en Estados Unidos caiga. Algunos tendrán 65 años y se retirarán, mientras se proyecta que otros dejarán el país o mueran, dice el Pew Research Center.

Sin embargo, esos descensos serán compensados por la adición de 13,5 millones de adultos nacidos en Estados Unidos con padres inmigrantes, y 4,6 millones de nuevas llegadas de inmigrantes.

Incluso con esas nuevas adiciones, la tasa de crecimiento de adultos en edad de trabajar será sustancialmente más baja que en el pasado, según Jeffrey Passel, demógrafo del Pew Research Center y uno de los autores del reporte, que agregó que el crecimiento ha sido el más bajo en 50 años.

Inmigrantes Serían Más Favorecidos Con La Reforma Migratoria De Biden

El Senador Bob Menéndez, el latino de más alto rango en la Cámara Alta, y la representante Linda Sánchez fueron los encargados de presentar el proyecto de la Ley de Ciudadanía Estadounidense de 2021, que enfrenta una cuesta arriba al tener que asegurar al menos 10 votos republicanos a favor en el Senado.

La propuesta pretende legalizar a millones de indocumentados que puedan demostrar su presencia en EE.UU. antes del 1 de enero de 2021 y no tengan antecedentes criminales.

Estos son diez puntos clave sobre cuáles, y cómo, los inmigrantes se verían favorecidos si el plan es aprobado en el Congreso:

1 – Los inmigrantes protegidos con los programas Acción Diferida (DACA) y Estatus de Protección Temporal (TPS) obtendrían la residencia permanente de forma inmediata y la ciudadanía en tres años.

Los trabajadores agrícolas que hayan laborado en el campo durante al menos cinco años también pueden solicitar directamente la residencia permanente y tres años más tarde podrían acceder a la ciudadanía estadounidense.

El resto de los indocumentados que cumplan los requisitos obtendrían un permiso temporal de cinco años, plazo tras el cual podrían solicitar la residencia permanente y tres años más tarde la naturalización.

2- El plan permite el acceso a la residencia permanente a algunos inmigrantes presentes con visas válidas como la H-2A, otorgada a campesinos, o cualquiera que “se haya involucrado en servicios o mano de obra de infraestructura crítica esencial”, específica el texto.

3- Se acelerarían el proceso de petición de familiares de residentes permanentes, lo que favorecería a un gran número de las llamadas parejas mixtas, compuestas por un portador de la “tarjeta verde” (“green card”) y un indocumentado.

4- Elimina el castigo de 3 y 10 años que prohíbe a los inmigrantes volver a EUA por haber vivido de forma irregular en el país.

5- Ninguna persona que reúna los requisitos para acogerse al plan puede ser deportada mientras está en el proceso.

6- El proyecto de ley permitiría que cualquier persona que haga una solicitud para legalizarse obtenga un permiso de trabajo mientras el Gobierno procesa la solicitud, lo que, dada la cantidad de peticionarios, podría demorar mucho tiempo.

7- Elimina el plazo de un año para presentar solicitudes de asilo, reduce los retrasos en las solicitudes de este beneficio, aumenta la protección para los peticionarios de visas U, T y VAWA, que protegen a víctimas de violencia doméstica y testigos de crímenes, entre otros.

8- El plan expande el número de visas otorgadas a los familiares de ciudadanos estadounidenses, eliminado esperas de años para ingresar legalmente al país.

9- El proyecto restaura una exención general para algunos argumentos que hacen inadmisible a un inmigrante para obtener una residencia permanente, y lo coloca en proceso de deportación.

10- El proyecto de ley también crea un programa piloto para estimular el desarrollo económico regional e incentiva salarios más altos para visas de no inmigrantes altamente calificados para evitar la competencia desleal con los trabajadores estadounidenses, una de las críticas más constantes de los legisladores republicanos.