Ataques contra el país por aplicación de política migratoria

0
10

Agencias/QI
Santo Domingo, RD.- Durante el transcurso del fin de semana, la embajada de Estados Unidos anunció su preocupación por el “trato desigual” basado en su color de piel que han recibido estadounidenses que han viajado a República Dominicana, por parte de autoridades de inmigración criollas.
De acuerdo con el documento emitido por la embajada, en los últimos meses han recibido reportes por parte de viajeros quejándose de que fueron cuestionados de manera más rigurosa en los puertos de entrada al país.
“Este mensaje es para informar a los ciudadanos estadounidenses que en los últimos meses los viajeros a la República Dominicana han reportado haber sido retrasados, detenidos o sujetos a un mayor interrogatorio en los puertos de entrada y en otros encuentros con funcionarios de inmigración basados en su color de piel”, leía parte del comunicado.
Asimismo, señalaron que por el incremento de operativos migratorios en República Dominicana, enfocados en repatriar a nacionales haitianos indocumentados, los estadounidenses turistas (especialmente aquellos de tez oscura o de ascendencia africana) podría significar más interacciones con agentes de migración locales.
Sin embargo, estas críticas del Gobierno estadounidense en contra de la administración de Luis Abinader no son novedades, ya que en un par de ocasiones la nación norteamericana ha hecho pública sus quejas sobre República Dominicana.
Maltrato policial
A mediados de abril de este año, los Estados Unidos presentó varios informes sobre derechos humanos (que recogen datos desde el último mandato de Leonel Fernández hasta el inicio de la gestión de Abinader), en los lamentaron varios incidentes de violaciones de derechos a ciudadanos, por parte de agentes de la Policía Nacional.
De acuerdo al documento en cuestión, los problemas significativos de derechos humanos en el país incluyen asesinatos ilegales o arbitrarios por parte de las fuerzas de seguridad del Gobierno; tratos o castigos “crueles, inhumanos o degradantes” propinados por la policía y otros agentes gubernamentales.
También resaltaron las condiciones penitenciarias severas y que ponen en peligro la vida de los internos; detenciones arbitrarias; injerencia arbitraria a la privacidad; difamación criminal de periodistas particulares; corrupción gubernamental grave; y violencia policial contra personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer e intersexuales (LGBTQI+).
“El Gobierno dominicano debe continuar avanzando en la lucha contra la trata de personas mediante la investigación, el enjuiciamiento y la condena efectivos de los traficantes, protegiendo a los más vulnerables de nuestras comunidades. Esto incluye la prestación de servicios a todas las personas vulnerables, incluidos los haitianos y los dominicanos de ascendencia haitiana”, dijo la subsecretaria.